El Acuario de Sevilla recibe dos ejemplares de Tortuga Caretta caretta


parejatortugacaretta.jpg

El Acuario pone en marcha un plan de recuperación de tortugas marinas en sus instalaciones

 

El Acuario de Sevilla da un paso más en su intención de preservar el medio ambiente y pone en marcha un Plan de recuperación de tortugas marinas en colaboración con la Junta de Andalucía (Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio) y la Estación Biológica Doñana (CSIC).

 

El proyecto en el que colaboran diferentes acuarios de Andalucía, tiene como objetivo la restauración de la anidación de estas tortugas en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, sentando las bases para evitar la extinción de esta tortuga en el Atlántico Oriental.

 

Actualmente la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio cuenta con 13 tortugas bobas en este proyecto, de las cuales dos ejemplares, un macho y una hembra compatibles, pasarán a formar parte del proyecto de cría en el Acuario de Sevilla. Para que su adaptación sea los más rápida posible, se ha concebido un tanque que recrea con la mayor fidelidad posible un hábitat adecuado para esta especie.

 

El proyecto, activo desde el año 2006, consiste en traer huevos de tortuga boba desde la República de Cabo Verde y enterrarlos en playas del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar. Una vez nacidas las tortugas mantenerlas un año en un centro de recuperación para aumentar su supervivencia de vida, y posteriormente soltarlas en la reserva natural del Cabo de Gata con el objetivo de que, cuando alcancen la madurez sexual, vuelvan a las playas objetivo del proyecto a anidar, incorporándose así a la población reproductora.

 

Además el Acuario de Sevilla contará con cartelería específica sobre la biología y las principales amenazas de esta especie en sus instalaciones, además de desarrollar talleres con la temática del proyecto, para sensibilizar a todos los visitantes sobre la situación actual que presentan estos animales en el medio marino, con la intención de que la información se transforme en actitudes de respeto hacia el medioambiente que pongan freno a la contaminación y deterioro de los mares y océanos del planeta.